Centro de Recuperación del Lagarto Gigante (El Hierro). PROYECTO.

CENTRO DE RECUPERACIÓN DEL LAGARTO GIGANTE DE EL HIERRO.
FINCA LOS PALMEROS. VALLE DE EL GOLFO. RESERVA DE LA BIOSFERA UNESCO.
FRONTERA. ISLA DE EL HIERRO (ISLAS CANARIAS).

Promotor: Ministerio de Medio Ambiente / Cabildo Insular de El Hierro.
Proyecto: Manuel Fonseca Gallego (Arquitecto). 
Colaboradores: Jorge Muñoz Ibánez (Arquitecto).
Fecha de proyecto: Noviembre 2007.
Fotografía: Varios.
Coordenadas: 27º 46' 44.59" N 18º 00' 54.02" W (31 m).

Alzado

Localización
Situación
El Valle de El Golfo se creó durante el periodo medio de erupciones. Al contrario de la antigua creencia, no se trata de un antiguo cráter gigante, cuya otra mitad se encuentra sumergida, sino de un proceso de erosión que terminó con la parte de la tierra que llenaba el Valle. Diversos estudios realizados en el fondo marino han demostrado que el valle se creó por un derrumbamiento del terreno, el cual generó un gran tsunami. La fuerza de la gravedad arrastró los materiales, dejando las paredes del actual valle, de materiales más antiguos y resistentes, en la posición actual. El suelo actual del valle es, además de llano, muy fértil por lo que se cultiva en casi toda su extensión.

Valle de El Golfo 1

Valle de El Golfo 2





























Arquitectura tradicional herreña
El proyecto del nuevo Centro de Recuperación del Lagarto Gigante de El Hierro (Gallotia simonyi), se planteó a causa del riesgo de desprendimientos sobre la actual ubicación debido a los movimientos sísmicos que se registran en la isla, potenciándose el nuevo emplazamiento en la zona de El Golfo mas próxima al mar y con mayor soleamiento para favorecer las condiciones de reproducción, cría y reintroducción de esta especie endémica de la fauna insular herreña, reubicándose en una parcela que ocupaban antiguos cultivos de plataneras.

Tras un estudio detenido de las necesidades de este centro de investigación, se generó un programa que incluye un pequeño Centro de Interpretación que acoge a los visitantes, oficinas, aula de la naturaleza y un área de terrarios convenientemente apartada del uso público, pero ligada a la zona de investigadores y cuidadores.

La actuación planteada ha sido el resultado de una concepción casi minimalista. Para ello el programa se ha fragmentado en pequeños volúmenes con cubierta a dos aguas para evitar la aparición de un volumen unitario en el paisaje, reinterpretando la magnífica Arquitectura tradicional herreña de volúmenes muy sencillos ejecutada con materiales del entorno.

El programa público se diferencia claramente del resto en sus dos componentes . El acabado en acero corten de toda la envolvente, incluida la cubierta, permite distinguirlo claramente del programa mas privado. La pieza que alberga la sala de proyecciones se configura como el resto, sin embargo el volumen que incluye la sala de interpretación cambia su configuración en las inclinaciones de la cubierta para aproximarse al visitante y demostrar su vocación pública. 

El resto de programas dedicados a laboratorios y administración, reflejan una envolvente única de mampostería de piedra del lugar, únicamente alterada por las carpinterías de acero corten.    

En ambos casos, las dependencias auxiliares se ubican en los intersticios que generan los volúmenes manifestándose lo mínimo imprescindible para no competir con las piezas principales y rematándose con cubierta plana.  

La zona de terrarios está pensada para posibles ampliaciones, generando elementos rectangulares de dimensiones muy similares en planta a los anteriores, limitados por un murete de la misma mampostería anteriormente citada y complementados por una estructura metálica ligera que permite la incorporación de mallas de control.       
   
Situación
Ordenación general
Plantas Oficinas y Centro de Interpretación
Alzados y secciones Oficinas y Centro de Interpretación
Plantas Terrarios
Alzados y secciones Terrarios
Detalles constructivos Oficinas y Centro de Interpretación
Detalles constructivos Terrarios
Publicar un comentario