Torre de observación del mar. Grao de Castellón (Castellón).

TORRE DE OBSERVACIÓN DEL MAR.
PARQUE EL PINAR.
GRAO DE CASTELLÓN (CASTELLÓN DE LA PLANA).
Proyecto: Manuel Fonseca Gallego (Arquitecto). 
Colaboradores: Lidia García Soro (Arquitecto).
Ejecución de obra: Delegación Provincial de Castellón. Empresa de Transformación Agraria, S. A.
Fecha de proyecto: Abril 2002. 
Fecha final de obra: Noviembre 2004.
Fotografía: Manuel Fonseca Gallego.

Torre del mar 1
Localización
Situación

Esta actuación forma parte del Acondicionamiento medioambiental para uso público y ajardinamiento del parque “El Pinar”. Se configura por un pinar consolidado que ha sido desplazado de la cercanía del mar por la trama urbana.

El enclave del parque es un condicionante claro a la hora de actuar en el mismo. El carácter que posee, limita la actuación del proyecto y sugiere una intervención discreta y respetuosa para la continuidad del uso. La conservación y el cuidado de los ejemplares arbóreos y su estructura consolidada, es decisiva para el uso futuro ciudadano, porque ambos son realmente la esencia del mismo.

El propósito de la actuación general es la CONSERVACIÓN MEDIOAMBIENTAL del entorno y la reorganización del uso público. Un nuevo equipamiento que RESPETE el medio, CUALIFIQUE el pinar y permita el DISFRUTE del mismo, conservando su CARÁCTER POPULAR, y cubriendo las necesidades de los eventos  que durante el año ocurren en su entrono, para ello se plantea esta torre como uno de los atractivos añadidos para un mayor disfrute por parte de los ciudadanos.

Es un espacio de ciudad-verde que todavía se sigue relacionando con el mar aun sin poder observarlo directamente. La naturaleza del mismo, la brisa que respira, el por qué de su existencia…de todo ello es responsable el mar. En toda la actuación sobre el parque existe también un recuerdo hacia él. Su tranquilidad, el reflejo…Todo ello se traslada al parque por medio de láminas de agua, espacios que disfrutan de ellas, la torre que mira el mar…Tener tan próximo el mar y no poder observarlo desde la propia naturaleza, planteó realizar un elemento vertical que destacara sobre el plano horizontal verde de las copas de los pinos. La torre emerge entre la vegetación pareciendo flotar y se difumina e integra con fondo de las lejanas montañas y con el cielo. 

La Torre del Mar se convierte pues en un elemento interpretativo de primer orden, porque recupera la esencia del lugar al permitir la observación directa del mar Mediterráneo y ofrecer la posibilidad de realizar un viaje a través de los árboles por medio de diferentes perspectivas, finalizando por encima de sus copas a una altura de veinte metros sobre el nivel del mar. Todo ello es posible debido a la piel semitransparente de acero inoxidable que permite la observación, se convierte en elemento protector y crea el efecto de recubrimiento exterior, permitiendo la contemplación del entorno a medida que se asciende. La estructura portante y las piezas de comunicación se configuran con madera laminada y tensores de acero.

Dibujo 1
Dibujo 2
Torre del mar 2

Torre del mar 3
Torre del mar 4
Torre del mar 5
Torre del mar 6
Torre del mar 7

Publicar un comentario