Centro de Servicios / Services Center. Isla de La Palma.

CENTRO DE SERVICIOS E INTERPRETACIÓN DE LA NATURALEZA.
PARQUE NACIONAL DE LA CALDERA DE TABURIENTE. RESERVA MUNDIAL DE LA BIOSFERA.
Proyecto y D. O.: Manuel Fonseca Gallego (Arquitecto).  
Aparejador: Francisco Lezcano y Nieves Mª Martín. 
Colaboradores: Facundo Fierro (Pintor y escultor). 
Ejecución de obra: Delegación de Canarias. Empresa de Transformación Agraria, S. A.
Fecha de proyecto: Abril 1993.  
Fecha final de obra: Mayo 2000. 
Fotografía: Varios.

Exterior 1 / Outdoor 1 
Localización / Location
Situación / Situation
EL PAISAJE Y EL ENTORNO COMO PROTAGONISTAS INTEGRALES:

La primera vez que visitamos el lugar quedamos impresionados por su irresistible y singular belleza y no pudimos evitar la idea de intentar dar lo mejor que teníamos, para conseguir realizar una obra singular y única. 

Inmensidad y caos en un paisaje continuamente cambiante, hacen que se produzcan en el visitante múltiples sensaciones. La más difícil de describir, que tiene que ver con la relación entre la escala natural y la escala humana y que nos proporcionó el referente sobre el que basarnos, influyó sobre manera a la hora de ser sumamente respetuosos con nuestra propuesta y su relación con el entorno inmediato. Era necesario ser humildes y fundirse íntima y plenamente con el medio.

La temporalidad de la orografía y los constantes cambios climáticos del gran telón que nos sirve de fondo, ayudan a crear una atmósfera irreal, emparentada con escenarios evocadores de otras latitudes. Nos advierten, no obstante, de la fragilidad del ser humano y su limitación en el tiempo.

UN INTIMO DESEO DE INTEGRARSE:

La ubicación elegida para construir el centro condicionaba de antemano la disposición en planta y volumen puesto que, desde un primer momento, la idea de enterrar parcial o totalmente la edificación estuvo presente en la concepción general.

El montículo existente nos proporcionaba el volumen adecuado a manera de casco de barco invertido. Simplemente restaba adaptarse a la topografía lo más posible y deslizar los límites de la actuación por las líneas divisorias de pendiente. Los muros se van amoldando al terreno de tal forma que aparecen y desaparecen según nos interese resaltar un determinado elemento.

En un principio y sin duda influidos por los estudios y anteproyectos previos, se pensó en enterrar totalmente el volumen, pero dada que la ubicación no era la misma y convencidos que debería poderse apreciar desde al menos el camino que pasa por su parte anterior, decidimos hacer delicadamente visible la parte común ó zona de interpretación. Entonces la zona de recepción e información se daría a conocer como parte central y visitable al público y las demás zonas quedarían ocultas desde cualquier ángulo.    

A PESAR DE TODO EL PROGRAMA PERMANECE INTEGRO:

El programa, que recogía un lugar de acogida para el visitante de la zona de acampada del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente incluyendo puesto de información - recepción, zona de aseos y lavaderos, zona de control y descanso del personal y un puesto de primeros auxilios, quedaba relegado a un segundo plano por la propia manera de asentarse en el medio natural.

Por otra parte, la idea de dotar al proyecto de unidad en sí mismo sugirió la forma longitudinal de que ahora goza la edificación. Unidad sí, pero diferenciando claramente los elementos y agrupándolos en tres zonas dependiendo de su privacidad ó publicidad. Así en el centro (ó rótula) se sitúa la zona de interpretación, a un lado la zona privada ó de descanso y al opuesto se sitúa la zona pública.

La zona de interpretación está comprendida dentro de un cilindro de más altura que el resto de la edificación. Se encuentra semienterrado y se abre por su parte posterior para mostrar al visitante una parte, como enmarcada, del paisaje circundante, pudiéndose recoger en la parte inferior una zona con expositores para la correcta interpretación de las escenas, además de una zona de recepción próxima al acceso. Dicho cilindro es visible desde el exterior manifestándose como un volumen suave de formas redondeadas fundiéndose con el entorno próximo.

En la zona de dormitorios se abre un patio central que permite dotar de luz a las piezas y al mismo tiempo alberga un espacio que pretende recordar de algún modo la Arquitectura Popular Canaria. Generando sensaciones de recogimiento y descanso, reforzadas por la lámina de agua a los pies de un muro adaptado fielmente a la topografía desde el cual se descuelgan distintos elementos vegetales. Este lugar es a su vez la zona de comedor - estar al aire libre. Finalmente la pérgola se remata en un mirador que se encuentra alineado con las mejores vistas sobre el barranco de Taburiente. En este punto este elemento permanece imperceptible desde el exterior. 

El núcleo de la zona de dormitorios, aseos y apartamento discurre paralelo a las curvas de nivel actuales y se entierra totalmente para no permitir su visión desde el exterior, privatizando las vistas y mostrando exclusivamente unas pequeñas troneras que posibilitan la ventilación cruzada.  

La zona de aseos y lavaderos públicos se sitúa en el extremo más próximo a la zona de acampada y deja entrever su acceso, entre los pinos (la ubicación de esta parte en el extremo del mogote más bajo, implica rebajar más su cota con respecto al resto de la edificación).  

LAS ESTRATEGIAS BIOCLIMÁTICAS POTENCIAN LA INTEGRACIÓN:

Aparte de la comentada anteriormente y más evidente estrategia de enterrar los volúmenes para intentar que la obra se funda con el entorno circundante, y al mismo tiempo que dicho recurso colabora en el confort climático del interior, se ha echado mano de algunas otras que hemos intentado nos acerquen al campo de la ecología.

Desde la introducción de una miniturbina para la producción de energía eléctrica absolutamente limpia y renovable, hasta la creación de carpinterías especiales para la generación de ventilaciones naturales cruzadas, pasando por la incorporación de una cubierta ajardinada que remata e integra plenamente el edificio en su parte superior, la más visible desde los alrededores.

La estrategia mas desarrollada con profusión y convencimiento, ha sido la de utilizar todos los materiales del lugar que fuera posible. La dificultad del transporte necesariamente en helicóptero o a lomos de mulos, prácticamente nos obligaba a trabajar con piedra, grava, arena y agua recogidas y seleccionadas “ in situ”, lo cual y como es lógico ayudaba a la plena fusión con el entorno. Quién nos iba a decir a nosotros que surgiría, casi por arte de magia, una conversación en la cual se trataba de la posibilidad del uso de la madera de Pynus canariensis como material de uso cotidiano y de sus virtudes y excelencias constructivas en la ejecución de todos los elementos de la obra que pudiéramos pensar. 

Que mejor material de construcción, que aquel que se nos presentaba inconmensurable ante nuestros ojos, erigiéndose como el protagonista indiscutible de la escena que nos rodea.
 
LA MADERA DE PINO TEA COMO MATERIAL DE CONSTRUCCIÓN RECICLADO E INTEGRADO:

La decisión y el convencimiento de trabajar con la madera de pino tea planteaba algunos problemas añadidos, como por ejemplo los derivados de la ardua labor de localización, selección y transporte de ejemplares maduros y con duramen enteado, localizados en lugares prácticamente inaccesibles. No nos estaba permitido talar ningún ejemplar, sino recoger y en el fondo reciclar aquellos que se encontraban abatidos por alguna causa natural.

El segundo inconveniente se planteaba por la necesidad de procesar toda la madera en obra. Implicaba montar una carpintería completa en la misma y contar con toda la maquinaria precisa para todos los procesos de elaboración y mecanización de todas las piezas.

No obstante creemos que, a la vista de los resultados obtenidos, ha merecido la pena el esfuerzo realizado.

Las piezas de madera han sido utilizadas como elementos estructurales: Encofrado perdido en cantos de losas de hormigón de cubierta (en forma de L), cargaderos de huecos (escuadrías rectangulares) y armazón de pérgola. Los elementos auxiliares, tales como camones, entibaciones, andamios, etc., han utilizado material sobrante para su elaboración. 

Todas las carpinterías se han elaborado con piezas de 5 x 5 cm. y tabla machihembrada, incluidos los bastidores para recepción de vidrios especiales y carpintería fija.

Los pavimentos de las dependencias privadas se han ejecutado con tarima de tabla machihembrada maciza de 22 mm. sobre rastreles de 5 x 5 cm. El pavimento de la sala de interpretación reproduce la proyección de la losa reticular con nervios de 10 x 5 cm. cada  1 x 1 m., intercalándose pavimento de losa de piedra volcánica seleccionada.

Las divisiones interiores de dependencias privadas se realizan con bastidor metálico y doble revestimiento de tabla machihembrada de 22 mm.

Algunos elementos singulares, tales como gárgolas, forrado de conductos para instalaciones, zócalos, etc., han sido diseñados especialmente para el uso encomendado.

Todas las superficies han sido tratadas exclusivamente con dos manos de aceites naturales.

EL MOBILARIO COMO ELEMENTO DE DISEÑO INTEGRADOR:

Si hubiera que definir con pocas palabras la propuesta integral de mobiliario para este Centro, surgida de la necesidad de dotar al mismo tanto de soportes para el material interpretativo (mostrador de recepción, paneles, base de maquetas, etc.), como piezas para el propio uso tradicional (sillas, mesas, bancos, muebles de cocina, etc.), acudiríamos al lema, no por sabido menos apropiado, del “ menos es más”.

Sin duda plantear la limitación como una virtud es todo un reto, pero en este lugar, donde hasta el nombre suena evocador, la restricción y la dificultad resultan además poéticas.

La cuestión principal radicaba en proponer una pieza tipo en la que únicamente variara  el encuentro con otras piezas,  y esto se realizara en una sola máquina con el menor número posible de operaciones.

Pero había mas limitaciones.

La madera debería ser necesaria y afortunadamente pino tea macizo en su totalidad, y el mobiliario resultante, robusto y duradero.

El proyecto se inició pues, a partir de los medios, desde ellos se diseñaron las uniones y una vez decididas estas se fueron proponiendo los diferentes muebles.

Las piezas siguen las medidas y espesores del resto de la obra.

Agradecer, por último, a todas las personas que han colaborado y propiciado que esta obra haya podido llevarse a cabo, desde el Director - Conservador del Parque, D. Ángel Palomares Martínez, que confió en la idea y apoyó en todo momento nuestras propuestas, pasando por la empresa constructora que no escatimó en ningún momento esfuerzos e incluso aportó soluciones y sus conocimientos del medio, hasta los profesionales y artesanos que han trabajado en unas condiciones sumamente difíciles, especialmente las labores de cantería y carpintería.

Parque Nacional de la Caldera de Taburiente 1
Parque Nacional de la Caldera de Taburiente 2


Parque Nacional de la Caldera de Taburiente 3
Emplazamiento antes de la intervención / Site before intervention
Emplazamiento durante la intervención / Site during intervention

Exterior 2 / Outdoor 2
Exterior 3 / Outdoor 3
Exterior 4 / Outdoor 4
Exterior 5  / Outdoor 5
Exterior 6 / Outdoor 6
Exterior 7 / Outdoor 7
Exterior 8 / Outdoor 8


Exterior 9 / Outdoor 9


























Exterior 10 / Outdoor 10
Carpintería / Woodworking
Interior y mobiliario de madera / Indoor and wood furniture


Alzado principal (Dibujo de Facundo Fierro) / Main elevation (Freehand drawing by Facundo Fierro)
Perspectiva (Dibujo de Facundo Fierro) / Perspective (Freehand drawing by Facundo Fierro)
Planta / Plan
Planta de cubiertas / Cover plan


Alzado principal / Main elevation

Alzado lateral / Rear elevation

Sección transversal / Cross section 
 

Mobiliario de madera / Wood furniture  
 
 


English version

SERVICES AND NATURE INTERPRETIVE CENTER.
CALDERA DE TABURIENTE NATIONAL PARK. WORLD BIOSPHERE RESERVE.
LA PALMA ISLAND (CANARY ISLANDS).


The management of the natural park makes specific reference to a specially thought out programme making it necessary to create a welcoming area for the visitor in the central area of the Caldera de Ttaburiente national park, which was created in the form of an information and reception point, toilet and washroom facilities, security area staff rest room and a first aid post.

The location of the previous building conditions the layout in ground plan and space since from the outset the idea of burying the building partially or entirely has always been present in the general plan.

The existing mound gives us the sufficient volume in the shape of an inverted boat.  All that remains is to simply adopt it to the topography as best we can and push back the boundaries of the present structure by  following the contour lines of the slope.  The walls mould into the ground in such a way that they appear and reappear depending on what function we are going to carry out.

In the beginning, undoubtedly influenced by previous studies and preliminary plans, we had thought about the possibility of burying the project completely but given that the location wasn’t the same and with the idea that the builiding site should be visible at least from the path which runs through the front section, we decided to make the main section a working area. Then the reception and information area would be recognised as a central visiting area and the other areas would remain hidden from whatever viewpoint.

On the other hand the idea of giving the project unity was the catalyst for the long shape that the building now enjoys. It has unity but the elements are clearly distinguished and divided into 3 zonal groups depending on the private or public interest. In this way the centre (or rotula) houses the working area, on one side the private or rest area and on the opposite side you can find the public area.

The working area is concentrated inside a cylinder which is taller than the rest of the building.  It is half buried and opens from the back to show the visitor one part, as indicated, of the surrounding countryside., being able to house in the bottom part a display area to show the correct use of the scenes as well as a reception area in a site next to the entrance.  The cylinder mentioned above is visible from the outside allowing the visitor to appreciate a smooth building of circular form combining well with the nearby environment.

In the sleeping quarters, a central patio opens up and supplies light to the rooms and at the same time fills space, which intends to bring back memories in some way of the popular Canarian architecture.  Generating sensations of seclusion and relaxation, exentuated by the pool of water with a small fountain in the centre and at the bottom of a wall which blends faithfully into the topography from which different types of vegetables hang.  This place is at the same time the dining and fresh air area.

Finally the roof beam is finished off with a viewing area where one can appreciate the best views over the Taburiente ravine.  In this point this part remains obstructed from view as it is situated between various restraining walls adapted to the topography.

The nucleus of the sleeping washing and appartment area runs parallel to the present contour lines and are buried totally so as not to be seen from outside, making the views private and displaying only some small windows which facilitate the passing of air.

The public washroom and toilet facilities are situated in the side closest to the camping area and allows you to catch a glimpse of your access, between the pine trees, across some steps which appear to be built into the rock (the location of this area in the extreme of the lowest hillock, requires the further relowering of it’s height with relation to the rest of the building).

With regard to the materials (stone from the area) suffice to say that they have been chosen according to several criteria such as the relevance to the setting, workability (stones of similar size are used) ease of transport (any other necessary materials must be transported by means of mule or helicopter) and durability (which we are going to talk about now), this was the ideal material with which to carry out the the work with the inconvenience of the high cost( although transport costs are eliminated) and its unsuitability for certain repair tasks.

In this way the bulk of the work will be carried out with ordinary masonry including leaving loose rocks in many areas, allowing the use of carpintery wood in some parts of the site, ornamental tops and lintels (Canarian pine) and eventually incorporating purely technological elements with the aim of guaranteeing cleanliness of instalation and durability (carpintery, public lavatory dividers and appliances made from stainless steel) and with the idea of avoiding the prescence of foreign bodies (stained glass  with silicon and hidden carpintery).

To sum up, we try to use on-site materials when we can (owing to the transport problem and the appropriateness to the setting) and when this is not possible we try to use easily transportable and workable technical elements.

Publicar un comentario